Historia de la Facultad de Geografía:

La carrera de Licenciatura en Geografía figura en los planes de estudio de gran parte de las universidades del mundo y se ubica frecuentemente en diferentes departamentos y facultades. En general, en Asia, Europa Oriental y algunos países anglo-sajones se encuentra en Facultades de Ciencias, Ciencias Naturales o Geociencias. En Iberoamérica, en lo fundamental se ubica en las Facultades de Humanidades. Esto demuestra la orientación diversa que se le otorga en los diferentes países. En Europa y Asia, la profesión del geógrafo ha estado vinculada fundamentalmente con las ciencias naturales, mientras que en Iberoamérica se ha dado énfasis a la vertiente pedagógica y humanística en la formación del profesional. Sin embargo, en no pocos casos, el geógrafo profesional se ha vinculado a otras esferas del saber. Se dan así casos, de la formación de Ingenieros Geógrafos, más asociados con un perfil ingenieril; se citan casos de pertenencia de la Carrera de Geografía a la Ingeniería Forestal, e incluso a las Matemáticas.

En Cuba, antes de la Revolución, el geógrafo se formaba en la antigua Facultad de Filosofía y Letras como una especialidad pedagógica. Con la Reforma Universitaria de 1962, se establece la Escuela de Geografía dentro de la Facultad de Ciencias. A partir de 1976 con los cambios estructurales en la educación superior y el desarrollo alcanzado en las ciencias geográficas en el país se crea la Facultad de Geografía en 1979, como única entidad donde se forman geógrafos profesionales.

La formación de este profesional comúnmente se ha dividido en dos ramas fundamentales: la geografía física y la geografía humana. De acuerdo a las peculiaridades del desarrollo de esta ciencia y los intereses de cada país, se forman especialistas en temáticas particulares de la Geografía, tales como geógrafos del turismo, cartógrafos, geomorfólogos, oceanógrafos y otros. La tendencia actual, a nivel mundial, es a la formación de un geógrafo integral en los estudios de pregrado, con especialización en nivel de posgrado (especializaciones, maestrías y doctorados).

El geógrafo, como profesional se considera como un especialista del espacio y del territorio. Es capaz de ser portador de un enfoque espacial, o sea de un pensamiento dirigido a comprender la espacialidad, como fenómeno y como proceso en el cual tienen que ver todos los objetos, las actividades e incluso la población en su localización, distribución y articulación en la superficie del planeta.

Dadas las características de esta profesión, la formación general del geógrafo es amplia e integradora y su campo de ubicación abarca fundamentalmente organismos de la planificación y gestión ambiental de los territorios, centros de investigación científica y en la educación superior. En los últimos años, debido a la importancia que requiere la percepción espacial en la formación de las conductas y comportamientos de la población, el geógrafo pudiera ser utilizado cada vez más como un facilitador de la promoción social y cultural, sobre todo a nivel local y regional.

  • Reseña histórica de la enseñanza de la Geografía en la Educación Superior.

La inclusión de la Geografía en la Educación Superior en Cuba se produce en la Real Universidad de La Habana en 1844 en la Cátedra de Historia, denominándose entonces: Cátedra de Geografía e Historia, que explicara Don José María de la Torre. Desaparece del Programa de Estudios en 1899. Como único antecedente a este hecho aparecen las explicaciones geográficas del Padre Félix Varela en su obra “Doctrinas Físicas” y del maestro José Antonio Saco en sus tratados de Física.

A instancias del Dr. Salvador Massip Valdés y después de un arduo y sostenido trabajo de concientización en el marco universitario, se crea la Cátedra Libre de Geografía en la Universidad de La Habana en 1924. Ésta logra incluirse de forma obligatoria en los planes de estudio de las Escuelas de Pedagogía, Filosofía y Letras. En 1934 se funda otra Cátedra de Geografía en la Escuela de Derecho Diplomático, denominándose Cátedra de Geografía Política, Social y Económica de Cuba. También se amplía la cátedra existente en la Escuela de Filosofía y Letras.

La limitación del desarrollo de los estudios universitarios se prolonga hasta el triunfo revolucionario, pese a las notables denuncias de esforzados profesores. Estos insistían en la necesidad del estudio geográfico de nuestro país y del mundo en el nivel universitario, no contando con apoyo estatal para incrementar los mismos.

La Reforma Universitaria de 1962, con el concurso de distinguidas personalidades del gobierno y la universidad como el Dr. Carlos Rafael Rodríguez, Dr. Antonio Núñez Jiménez, Dr. Pedro Cañas Abril y el Dr. Salvador Massip Valdés, contempló la creación de la Escuela de Geografía, adscrita a la Facultad de Ciencias de la Universidad de La Habana. Se evidenció así el interés del Gobierno Revolucionario por fomentar los estudios de esta ciencia. De esta manera surgió la escuela, la cual se estructuró en dos departamentos, Geografía Física y Geografía Económica, con dos años comunes y dos de especialización que respondían a las tendencias predominantes en ese momento y a las necesidades del país.

El funcionamiento y organización de la Escuela de Geografía en los primeros años fue extremadamente difícil. Los escasos geógrafos que habían asumido posiciones revolucionarias, ocupaban responsabilidades estatales o académicas en otras instituciones, que les impidieron la total dedicación al desarrollo de la escuela. De esta forma, durante los primeros años, sin personal docente especializado y con una base material de estudio limitada, comenzó la Geografía a buscar su personalidad dentro del ámbito universitario.

Asesorías y cursos de especialistas de las universidades de Moscú, Leningrado, Kiev, Berlín, Rostock, Varsovia, Bristol, Toulouse, permitieron dar los primeros pasos sólidos, lo cual fue definitivamente consolidado al inicio de la década de 1970, cuando se firma un convenio con la Universidad Estatal de Moscú. El resultado de esta colaboración fue decisivo en el actual nivel científico de la enseñanza de la Geografía en Cuba.

El Plan de Estudio “A”, establecido en 1977, continuó contemplando la formación del geógrafo físico y el geógrafo económico, con una organización más adecuada de las prácticas de campo y los trabajos de diploma, con una duración de los estudios de cinco años. Después de los cambios operados en el MES y la creación de la Facultad de Geografía en 1979, se continúa aplicando el Plan de Estudio “A”.

En 1982 comienza el Plan de Estudio “B”, sin especializaciones, pero con una formación sólida e integral, que contempló la inclusión de nuevas asignaturas en correspondencia con las concepciones más modernas de las Ciencias Geográficas y las exigencias del desarrollo socioeconómico del país. Las prácticas de campo, que venían realizándose por asignaturas desde el comienzo de la Carrera, se sistematizaron por año académico. Así se organizó una Disciplina de Prácticas de Campo, la cual integra las asignaturas geográficas de cada año en prácticas multidisciplinarias, que permitían consolidar y profundizar los conocimientos obtenidos en las aulas.

En el curso 1990 – 1991, comienza el Plan de Estudio “C”, en el cual se introducen asignaturas sobre la temática de los problemas ambientales y se estructuran disciplinas y asignaturas integradoras en el nivel del año o ciclo. En este nuevo perfeccionamiento se elevó considerablemente el nivel cualitativo y cuantitativo de los conocimientos referidos a la planificación ambiental y el ordenamiento de los territorios a diferentes escalas.

En el curso 2008-09 se implantó el Plan de Estudio D. Este nuevo plan se distingue por una reducción del total de horas, con lo que se buscaba propiciar un mayor trabajo independiente de los estudiantes disminuyendo además los requisitos de presencia de los mismos en las aulas. Aparecen las asignaturas optativas y electivas, algunas de las cuales tomaron contenidos de asignaturas eliminadas del plan y otras introdujeron nuevos contenidos, con lo que se amplió el campo de conocimientos a adquirir atendiendo a los intereses personales de los estudiantes y a su formación profesional.

Como resultado de más de 30 años en la investigación geográfica y el alto nivel científico alcanzado en la docencia de postgrado se organizó, desde 1995, la maestría “Geografía, Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial. Se han impartido 14 ediciones, incluyendo una en la provincia de Camagüey y otra en Venezuela. De ella han egresado más de 219 masters de ellos 59 extranjeros.

En el curso 1997-98, y a solicitud del MINFAR se organizó la Maestría “Geografía Militar”, la que ejerció una amplia repercusión en la formación de cuadros y oficiales de las FAR, desarrollándose aún más los vínculos con esa institución.

Además del doctorado por las modalidades libre y tutelar, se elaboró un programa de doctorado curricular aprobado por el MES en 2007. El mismo se denomina “Programa de Doctorado en Geografía”, el cual es la continuidad de la maestría, y que otorga el título de Doctor en Ciencias Geográficas. Así mismo está concluida la cuarta edición de la “Especialidad de Ordenamiento Territorial” a solicitud y en colaboración con el Instituto de Planificación Física Nacional.

Como se evidencia en esta reseña, resultan indiscutibles las notables transformaciones cualitativas de la Geografía en la Educación Superior en Cuba. Esto ha permitido contar con profesionales que han apoyado en diversas esferas el cumplimiento de las complejas y difíciles tareas que afronta la construcción de un proceso de desarrollo sostenible de nuestro país.